Urbanización de Espacios Públicos

Calle de Quevedo
Calle de Quevedo

press to zoom
Calle de Echegaray
Calle de Echegaray

press to zoom
Texto de la casa de Cervantes
Texto de la casa de Cervantes

press to zoom
Calle de Quevedo
Calle de Quevedo

press to zoom
1/4
Entorno urbano de la Calle de Cervantes
Madrid

2005-2006

Por encargo de la Empresa Municipal de la Vivienda  y Suelo de Madrid se realizó el proyecto de urbanización de las calles de Cervantes, Echegaray, del Infante, San Agustín y Costanilla de las Trinitarias, en el barrio de las Letras de Madrid. Esta fase se realizó por el éxito obtenido en la urbanización de la Calle Huertas y a petición de las asociaciones de vecinos y comerciantes para fomentar la actividad urbana peatonal en las calles del entorno de Huertas.

 

La intervención mantuvo los criterios de diseño incorporados en la calle Huertas y en el Eje Peatonal Museo del Prado-Palacio de Oriente: dotarla de un uso de preferencia peatonal, renovación de las instalaciones urbanas y mejora de la accesibilidad y el medio ambiente.

 

El diseño de los pavimentos respetaron los mismos materiales pero con diferentes coloraciones y destaca la singularidad de la Calle de Cervantes con grandes losas de piedra de Sierra Elvira (Granada). También se colocaron textos referentes a Cervantes, Quevedo y otro delante de la Casa Museo de Lope de Vega. 

 

Calle Huertas
Calle Huertas

Fotografía: Vimagen S.A.

press to zoom
Área de descanso y texto literario
Área de descanso y texto literario

press to zoom
Texto literario de Cervantes
Texto literario de Cervantes

press to zoom
Calle Huertas
Calle Huertas

Fotografía: Vimagen S.A.

press to zoom
1/6
Barrio de las Letras, Huertas
Premios Europa Nostra y Ayuntamiento de Madrid
Madrid

2002-2006

 

Por encargo de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid se realizaron varios proyectos de urbanización de calles del centro histórico de Madrid, entre los que destacan las calles del Barrio de Las Letras. Los objetivos eran dotarlas de un uso de preferencia peatonal, renovación de las instalaciones urbanas y mejora de la accesibilidad y del medio ambiente.

 

El proyecto singular redactado fue el denominado "Eje Peatonal Turístico y Cultual Museo del Prado-Plaza de Oriente", que se convertía en un eje peatonal que atraviesa el centro de Madrid en donde destacan las calles de Huertas,  Bolsa, Ciudad Rodrigo, Santiago y las plazas de Platerías Martínez, del Ángel, Santiago y Ramales.

 

El diseño se organizó con bandas de granito rojo como eje conductor del itinerario, el cual acoge el arbolado de pequeño porte y los bancos, bandas de granito gris en acerado y de filita en calzada. El control del tráfico, exclusivo para residentes, se realiza con bolardos móviles y tarjetas magnéticas.

 

Destacan los cruces de las calles en donde se potencia la estancia peatonal con la incorporación de textos relacionados con los nombres de las calles y  en el caso de Huertas se dedicó cada cruce al escritor que vivió en esas calles, como Cervantes, Lope de Vega, Góngora, Espronceda, León Felipe, Galdós, Zorrilla,..., en cuyo lugar se colocó en pavimento un fragmento de una obra conocida de cada autor y una placa con su vida literaria, su busto y firma con garabato.

 

La calle Huertas obtuvo el Premio de Urbanización de Espacios Públicos del Ayuntamiento de Madrid de 2004 y la Medalla del Premio Europa Nostra en 2005.

Diseño de calzada
Diseño de calzada

press to zoom
Calle del Pez
Calle del Pez

press to zoom
Mobiliario urbano
Mobiliario urbano

press to zoom
Diseño de calzada
Diseño de calzada

press to zoom
1/3
Entorno urbano de la Calle del Pez
Madrid

2002

Por encargo de la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid se realizó el proyecto de urbanización de la calle del Pez, como última fase del Barrio de Maravillas, dentro del centro histórico de Madrid.

 

La intervención continuó con los criterios de diseño incorporados en las fases anteriores realizadas en el barrio, que se pueden resumir en dotarla de un uso de preferencia peatonal, con la renovación de las instalaciones urbanas y mejora de la accesibilidad y el medio ambiente.

 

En la calzada se introdujeron paños diferenciados de color rojo, a modo de alfombras, que rompen la monotonía de la calle y la dota de una sencilla singularidad. Destaca igualmente el tramo de calle cercano a la de San Bernardo en donde se diseñó una estancia peatonal con pavimentos también de color rojo con bancos prismáticos y arbolado diferenciado del otro tramo de calle.